martes, 6 de enero de 2009

Yes

Un melocotón acorazonado desenzarza mis anhelos.
Pretendo atraparlo,
pero su colorido amarillo-rosáceo enrojece si me acerco,
entonces disimulo el asedio y adopto,
como un dragón domesticado,
el cautiverio del cazador abatido por el dosel de su mirada.
Desde aquí la cacería es incierta:
pareciera que ambos fuimos flechados por una centella,
sin heridas y sin autoría.
Sus ojos sonríen;
yo los contemplo enceguecido
por la celosía y un borbollón de fuego.
No lo expresa en este momento,
pero la escucho:
y sí
dije sí
quiero sí.

4 comentarios:

carla'sdreams dijo...

me gusta :) ..ando en las mismas, de caceria , me parece que en mi caso , el cazador termina siendo presa..besitos.

Raven Lausleahleahhann dijo...

Me hiciste recordar a Joyce con su Ulises... no se por qué.

Bendiciones y besos.

Christian Ordóñez Bueno dijo...

Sí: Molly Bloom y el final de su soliloquio: «and yes I said yes I will Yes»...

Raven Lausleahleahhann dijo...

Ahhh! caray! Me cacharon en la mentira...

"...and then I asked him with my eyes to say yes and then he asked me will I yes to say yes my mountain flower ...(wait, wait... I know the rest...) and I draw him down to me so he could feel my breasts all perfume yes and yes I said yes I will Yes..."

si mi memoria no falla, así termina.

Esa Molly era un bonbón.